El otro día estaba tomando algo con unas amigas que también tienen sus propios negocios. Lo hacemos a menudo, nos juntamos, hablamos sobre novedades, estrategias, las cosas que nos quemas, nos contamos las anécdotas graciosas de la semana… y surgió la pregunta del millón: ¿que haría hoy si volviera a empezar con mi negocio online?

Así que nada, después de mucho pensarlo aquí viene mi respuesta, espero que os sea de ayuda 🙂

1- Alojar mi web en un servidor bueno

Uno de los primero errores que cometí fue comprar un espacio de hosting en Godaddy. Quién me mandaría a mi…

Como se suele decir: lo barato sale caro y a los 10 días ya me estaba arrepintiendo y migrando a Webempresa con el gasto doble que eso supuso.

Por lo que al final acabas pagando a esta empresa tienes otras de mejor reputación y que dan resultados mucho más potentes en el mercado.

Si quieres un buen servicio de hosting, con atención al cliente en español te recomiendo Webempresa o Raiola Network, dos empresas españolas que ofrecen los mejores servicios de hosting en relación calidad precio.

Personalmente he usado los servicios de ambas en proyectos tanto personales como para clientes y estoy encantada.

Cupón descuento 20% en webempresa gracias a cupones host: cuponeshost

2- Redefinir mi nicho

Si, trabajar con emprendedoras es fantástico, hay un regocijo interior y personal que no lo cambiaba para nada y cuando empecé había mercado, pero no estaba tan saturado como hoy en día, que sinceramente se me hace agotador ver-leer algunas cosas que hay en la red…

Así que hoy en día y si volviera a empezar con mi negocio online aunque ofrecería algún paquete específico para emprendedoras, me redefiniría en busca no tanto de emprendedoras, sino pequeñas empresarias.

¿Y cual es la diferencia? puedes estar preguntándote…

Bueno (y aquí me puede caer la del pulpo como siempre…), personalmente creo que el mundo «emprendedora» y sobre todo «mamá emprendedora» está sobre explotado. Hay mucha mujer en internet entre los 30-50 años que tienen un blog y han oido que se puede ganar dinero con esto. Es lógico, hay mucha gente vendiendo esa idea ahí fuera sin contar la realidad de lo que supone tener un auténtico negocio propio.

Así que al final, estas personas se consideran así mismas «emprendedoras» cuando lo que tienen es un hobby en el que no estás dispuestas a invertir para convertir en un negocio (y ojo, que no hablo de contratar mis servicios, sino otras cuestiones igual de básicas como tener un dominio propio, darse de alta en autónomos,…)

Así que con ese «no tengo dinero» que hace que no inviertan en sus ideas están en una espiral continua (de años además) en la que:

no gano dinero > no quiero invertir mucho > compro cursitos y me lo hago yo todo > no me profesionalizo > me frustro > sigo sin ganar dinero

Y eso también es frustrante para las que estamos de este lado, por que sabes que podrías ayudarlas, pero no se dejan.

Por que seamos sinceras, a mi me puede gustar mucho lo que hago, me encanta proponer retos, dar formación en webinars y descargables, etc… pero esto es un negocio y al final de mes necesitas a gente que se lo tome tan en serio como tú, gente que entienda que el dinero, esfuerzo, horas sin dormir y momentos de ansiedad que esto te va hacer pasar es por que de verdad te tiene que dar no sólo de comer, sino de vestir, de llevarte de vacaciones, etc…

Una pequeña empresaria entiende el valor del trabajo de los profesionales de los que se rodea y  toma decisiones, por que un negocio si no ingresa no es un negocio, sino un hobby.

3- Buscar ayuda de un mentor en vez de comprar cursos

Claro que si, yo también he pecado de comprar cursitos, cursos y cursazos: He pagado desde 7€ hasta 1500€ en formaciones españolas y americanas.

Algunos me han ayudado más que otros, otros me han dejado sorprendidos por su buena calidad y otros por su mala (y a veces los precios no están relacionados con la calidad, eso os lo puedo asegurar) pero lo que he aprendido es que:

1º Cuando tienes un negocio online no tienes tiempo para todo y apuntarte a mil cursos no te ayuda, te va a estresar más por que vas a seguir viéndote sin tiempo para poner en marcha lo que muchos de esos cursos cuentan, el curso no te va a servir de nada, vas a perder tu dinero y tu tiempo y vas a seguir igual de frustrada.

2º Hay gente muy famosa que da mejores contenidos gratuitos que de pago (a pesar de cobrarte millonadas). (y hasta aquí puedo leer)

3º Los cursos no se adaptan a las circunstancias personales de cada persona. Yo soy yo, con mi mundo interior y exterior, igual que tú eres tú con el tuyo y por eso a veces, nos plantamos delante de un curso con las mejores técnicas probadas, pero no nos vemos reflejadas y sentimos que no ha merecido la pena.

Al año de empezar con mi web estuve 2 meses trabajando con una mentora, que no sólo me ayudo a poner en marcha ciertas estrategias y a ganas más de 3000€ con la venta de mi primer curso, sino que me generó la confianza y dió el apoyo moral que yo necesitaba en ese momento para lograrlo.

Ojo, que no digo que comprar un curso sea mala idea, ahora mismo yo estoy haciendo varios y estoy encantada, pero si hoy volviera a empezar, antes de nada me pararía a revisar mis finanzas, haría mis cálculos para organizarme financieramente (por que si, estas cosas suponen un super esfuerzo) y buscaría la mejor opción para trabajar con un mentor que me diera confianza.

Si volviera a empezar con mi negocio online, adelantaría esa etapa por que me resolvería muchas dudas, me haría ir más rápido y me haría sentir mucho más segura.

No buscaría un mentor famoso, sino uno que me hiciera sentir a gusto, que me escuchara, que me diera soluciones concretas a mis problemas (no a cuestiones generales, sino a los míos, a cómo yo visiono mi negocio y mi vida) y que me ayude avanzar en cada paso, dándome tanto apoyo emocional, como estratégico y técnico.

Si esta es la decisión que vas a tomar, ya sabes que estoy realizando entrevistas para mi programa de mentoría Universo Branding, 8 semanas de trabajo mano a mano para que tu marca tenga personalidad, consistencia, estilo y sobre todo te genere ingresos.

Puedes concertar una cita conmigo para discutir si este proceso es lo que tu necesitas de forma totalmente gratuita.