Hoy vamos hablar sobre esos errores de branding que toda emprendedora novata suele cometer 😉

¿Te acuerdas de la peli de la bruja novata? Si no sabes cuál es te pongo un poco en situación:

En plena segunda guerra mundial, el gobierno está evacuando a niños de Londres y los envía a pequeñas poblaciones alejadas de las ciudades donde se alojan en casa de los habitantes. A los hermanos Carrie, Paul y Charlie son asignados al cuidado de la Miss Price, una excéntrica soltera que vive con su gato «rayo cósmico».

Si te estás preguntando si te has equivocado de blog y pensaba que leías uno de branding pero resulta que este es de reseñas de cine, te aviso que no, que estás en el lugar que creías al principio, dame un poco más de tiempo para que todo empiece a tener sentido 😉

A lo que íbamos, Miss Price tiene un secreto, estudia magia por correspondencia, pero la pobre la lía parda cada vez intenta hacer un nuevo hechizo…

Quién la va a culpar si es lo que tiene ir con L por la vida, nos pasa a todas y sobre todo con esto de emprender online ¡si lo normal es meter la pata!, pero ojo que  Miss Price tiene algo muy bueno y es su tesón por aprender y mejorar. Hoy vamos a quedarnos con esto último y vamos a poner remedio a estos 5 errores de branding que toda emprendedora novata suele cometer 😉

[ctt title=»Si eres emprendedor con L, no te asustes, meter la pata es lo normal ;)» tweet=»Branding para emprendedores con L http://ctt.ec/bwgmK+ #emprender» coverup=»bwgmK»]

Error 1 – No profundizar en tus valores de marca

La mayoría de las veces cuando pensamos en branding y más cuando se escribe sobre él en un blog de una diseñadora, entendemos que es el proceso de diseño gráfico de nuestro logo, elección de tipografías, etc… pero en realidad el branding es mucho más, la parte de diseño es la parte final del proceso, primero tenemos que conocer y entender quienes somos para que nuestra marca refleje claramente nuestra identidad y cuales son nuestros valores.

¿si no sabemos qué defendemos cómo lo van a saber los que nos ven? ¿cómo nos van a entender o compartir nuestra ilusión?

Error 2 – No tener en cuenta a tu cliente ideal

Volviendo a la bruja novata: Carrie, Paul y Charlie lo que más quieren es volver a Londres a toda costa, así que lo que Miss Price hace a cambio de que no le cuenten a nadie su secreto, es ofrecerles la posibilidad de viajar a dónde ellos quieran al hechizar el boliche de su cama, convirtiendo su cama en el transporte perfecto 😉

En este caso nuestra bruja novata les ofrece a los niños la solución a su problema de la mejor manera que ella sabe, así que ponte en los zapatos de los que te siguen y piensa en tu cliente ideal, estudialo, escúchalo y mímalo. Sin él tu no tienes negocio o tu negocio no vale nada.

[ctt title=»Piensa en tu cliente ideal, estudialo, escúchalo y mímalo. Sin él tu no tienes negocio o tu negocio no vale nada.» tweet=»Piensa en tu cliente ideal, estudialo, escúchalo y mímalo. Sin él tu no tienes negocio o tu negocio no vale nada. http://wp.me/p5kg1E-180 #branding #marcapersonal #diseño» coverup=»nm3Mc»]

Error 3 – Olvidarte del menos es más

Demasiados colores, demasiadas tipografías, demasiado….

Cuando lanzamos demasiada información visual lo único que conseguimos es el efecto contrario, complicamos el proceso de entender lo que hay detrás de ese diseño para la persona que lo recibe y faltamos a uno de los principios básicos del branding: que sea memorable.

Ya que estamos metidos de lleno en el mundo de la brujería, permíteme que me ponga mi turbante de mentalista y haga un poco de magia:

Imagina la marca más minimalista que conozcas…

No te asustes si te tiemblan las piernas, es por que me estoy metiendo en tu mente…

Estabas pensando en Apple ¿a que si?

gif via GIPHY

Bueno, no era muy difícil de adivinar, no vamos a mentir 😉

Apple es un gran ejemplo de evolución hacia la simplicidad en el diseño de su marca, cuando menos es más, más es mejor.

Si quieres saber cómo simplificar, te dejo el link al post sobre cómo combinar las tipografías en tu logotipo y el de los errores más habituales al diseñar un logo que seguro te ayuda.

[ctt title=»En diseño de marcas, menos es más y más es mejor.» tweet=»En diseño de marcas, menos es más y más es mejor. http://wp.me/p5kg1E-180 #branding #marcapersonal #diseño» coverup=»Udb03″]

Error 4 – No tener una guía de estilo

Y es que todo en nuestra marca tiene que tener coherencia y cohesión, el diseño, el tono, las imágenes,… Nuestra marca es un todo que trabaja en conjunto así que tener una guía de estilo nos dará las bases a las que podemos volver a consultar en caso de duda cuando creamos material de marketing por ejemplo.

Si mantenemos la coherencia y la cohesión, nuestros visitantes se sentirán a gusto y confiarán más en nosotros.

Error 5 – Ver el branding como algo secundario

A veces y sobre todo al principio, vemos el branding como algo secundario, un gasto innecesario, para que vamos a contratar a nadie que nos haga un estudio y diseño de marca si podemos hacer nosotras mismas un apaño.

Lo que no vemos es que como no tenemos las nociones de diseño y experiencia en este campo es muy posible que se nos escapen los detalles que hacen que la identidad de nuestra marca, pase de ser del montón a una marca que realmente representada desde el corazón y que conecta en profundidad.

No nos solemos dar cuenta, pero el diseñador puede incorporar detalles muy sutiles a tu imagen de marca que represente la diferencia.

5 errores de branding

Recuerda que lo importante es que si has cometido alguno de estos errores aprendas de ellos y le pongas solución, así que si te has sentido identificada no te entristezcas y a seguir trabajando, como en el caso de Miss Price, la práctica hace la perfección 😉

Cuéntame, ¿te has visto a ti misma cometiendo alguno de estos errores de branding?