Hoy os voy a confesar algo que me da mucha rabia. Estoy cansada de oír la frase: «qué suerte tiene (inserte nombre de persona aquí), mira todo lo que ha conseguido» y no hablo por que alguien lo haya dicho de mi, pero si que es cierto que lo he escuchado demasiado sobre otra gente que me rodea ya sea a nivel online como offline. Así que aquí dejo hoy mi reflexión donde quiero ser muy clara: El éxito no es gratis.

Cada vez que alguien consigue algo, por normal general (ya se sabe que siempre hay excepciones), es por que hay un gran trabajo detrás. De suerte NADA amigos, aquí la gente TRABAJA muy duro día a día para conseguir sus objetivos.

Es cierto que el éxito es un concepto relativo y dependerá mucho de tu visión y lo que pretendas conseguir, así que permíteme que utilice la definición de la RAE que es el éxito del que te estoy hablando en este post:

 

éxito

Del lat. exĭtus ‘salida’.

1. m. Resultado feliz de un negocio, actuación, etc.

 

Las emprendedoras solemos lanzarnos con nuestros proyectos para vivir mejor: tener más libertada de horarios, llenar un vacio profesional,… pero lo cierto es que cuando empiezas, es ridículamente todo lo contrario. las mujeres exitosas, en un primer momento, sacrifican muchas cosas que otros que les envidian y comentan: «qué suerte tiene» no están dispuestos a sacrificar.

 

[ctt title=»los emprendedores exitosos sacrifican mucho al principio para vivir mejor a largo plazo.» tweet=»los emprendedores exitosos sacrifican mucho al principio para vivir mejor a largo plazo. http://wp.me/p5kg1E-13y via @esti_lop #emprender» coverup=»7bh2C»]

 

Por que emprender significa dejar muchas cosas a un lado (por lo menos durante un tiempo) para poder vivir mejor a largo plazo y eses es el problema de siempre, que somos una sociedad cortoplacista, no lo neguemos, lo hacemos con todo:

 

  • Los políticos prometen cosas para conseguir los votos suficientes y luego se olvidan.
  • Nos apuntamos a webinar sobre «cómo conseguir 1000 suscriptores nuevos en 2h» aunque sepamos que de el 95% se desapuntarán al poco de descargar aquello que les regalemos…
  • Hacemos dietas de «10kg menos en 15 días» por que lo queremos todo rápido y fácil.

 

Pero la verdad es que emprender ni es fácil, ni rápido y eso sólo lo saben los que lo sufren de verdad. Los que toman conciencia de ello, deciden hacer sacrificios y focalizar toda su energía en un sólo objetivo.

La luz de la emprendedora exitosa:

Hace no mucho en una conversación en mi grupo de mastermind, confirmábamos una teoría que todas teníamos, pero que ninguna nos habíamos atrevido a poner en palabras hasta el momento: Todo el mundo quiere resultados, pero no todo el mundo se va a esforzar lo suficiente para conseguirlos.

 

[ctt title=»Todo el mundo quiere resultados, pero no todo el mundo se va a esforzar lo suficiente para conseguirlos.» tweet=»Todo el mundo quiere resultados, pero no todo el mundo se va a esforzar lo suficiente para conseguirlos. http://ctt.ec/dYv72+ via @esti_lop #emprender» coverup=»dYv72″]

 

Casi todas vendemos productos o servicios y hemos notado que hay «una luz» que acompaña a la emprendedora que de verdad va a conseguir lo que se proponga.

Por ejemplo, cuando decides mejorar tu emprendimiento hay varios pasos inevitables para que resulten en éxito:

1º Tomar la decisión: Por que esta es la primera barrera de todo, dejar de postergar y tomar conciencia del problema y que para solucionarlo tenemos que hacer algo, no sólo pensarlo.

2º Hacer la inversión: Esto es desde lo más simple, barato y absurdo de no hacer, como comprar un dominio por 10€ al año, hasta inscribirte en un curso o una mentoría que te va abrir la mente y las puertas a grandes resultados. Cuando compras un curso no estás gastando, estás invirtiendo.

3º Dedicarle el tiempo que requiere en ponerlo en práctica: Por que está muy bien apuntarse a un curso, pero las cosas no cambian por ciencia infusa una vez que inviertes los X euros/dólares que sean. Aquí hay mucha gente que se queja y dice, «es que no tengo resultados», bueno, es que igual no te has esforzado lo suficiente… Ningún curso, ninguna mentoría te va a dar resultados, te darán herramientas y trucos, pero los resultados los tienes que conseguir por tu cuenta.

Y tengo un ejemplo estupendo: Tengo una alumna del curso Planificar Para Ganar que tiene un proyecto (a ojos de la mayoría) muy loco. Pero que el día que se puso en contacto conmigo y me lo contaba, era imposible no saber que iba a triunfar por toda su buena energía y disposición para aprender y aplicar. A las 2 semanas de curso, ya estaba consiguiendo sus primeras 2 ventas, a las 4 semanas y tras prácticamente acabar el curso, habían sido 8 ventas y todo gracias a poner en práctica lo que íbamos trabajando día a día.

4º Seguir trabajando por tu cuenta: Constancia. El último peldaño de una escalera infinita… Una vez que ya sabes lo que quieres hacer para conseguir tu objetivo, tienes que seguir haciéndolo

Para mi los primeros resultados como emprendedora llegaron cuando decidí hacer las maletas y venirme a Inglaterra. Es lo que digo siempre, vosotras no tenéis que ser tan kamizakes como yo y dejarlo todo, cada cual tiene que encontrar cual es esa barrera que le está frenando y tomar las decisiones oportunas para poder superarla. En mi caso, mi vida según se desarrollaba en Bilbao era la traba, así que me la quité como una tirita, de golpe y apretando los dientes por si acaso.

Pero si te soy sincera, esto sólo es mi opinión y experiencia, deja que te haga mi última reflexión del día (para que puedas quererme u odiarme con conciencia):

No hagas caso a ningún gurú de internet, ni me hagas caso a mi que sólo hablo de lo que siento, sé una emprendedora valiente y traza tu propio camino, que es el único que cuenta.

 

[ctt title=»No hagas caso a ningún gurú, sé valiente y traza tu propio camino, que es el único que cuenta.» tweet=»No hagas caso a ningún gurú, sé valiente y traza tu propio camino, que es el único que cuenta. http://ctt.ec/dYv72+ via @esti_lop #emprender» coverup=»D65w3″]

 

Lo sé, el post de esta semana es una opinión personal que puede gustar más o menos, así que haciendo honor al genial Groucho Max: «estos son mis principios, si no te gustan, no tengo otros.»