Una de las preguntas que a veces surge cuando hablo con emprendedoras es: ¿por qué debería invertir en branding?

Mi respuesta suele ser: ¿y por qué no hacerlo?

Me parece muy curioso ver cómo estamos dispuestos a invertir en servicios o cursos que ayudan con millones de tácticas que forman parte de un plan de marketing, pero nos lanzamos a crear su plan de marketing sin definir claramente nuestras estrategia de branding por que no consideramos que sea necesario pararnos un momento a definir nuestra marca.

Pero bueno, dicho esto, voy al grano:

¿cuánto tiempo voy a tardar en recuperar mi inversión si decido invertir en branding?

La verdad:

Lo cierto es que la mejora de imagen que vas hacer durante tu proceso de branding te va ayudar mucho a atraer miradas. Recuerda que una imagen vale más que mil palabras y eso se va a notar por que te vas a presentar ante el mundo con  un logotipo, una web, una imagen de redes sociales,… redefinido, con un mensaje claro y directo y eso se va a notar, habrá un cambio de actitud hacia tu marca, pasarás de jugar en las ligas menores a que se te tenga en cuenta.

Pero ojo, atraer no es igual a vender, así que no es una inversión a corto plazo con la que vayamos a ver ventas rápidamente.

Tampoco es una inversión que a veces podamos medir con tanta exactitud como la que se tiene cuando inviertes en una campaña de facebook ads, los servicios de un SEO o un Community Manager que te gestione las redes sociales.

Así que, me temo que si lo que estás buscando son resultados rápidos, invertir en branding no es tu estrategia.

Si, lo sé, otros te venderán el oro y el moro (como se suele decir), yo prefiero serte sincera.

Ahora bien…

Invertir en branding te va a dar claridad.

Sí, si lo que quieres es un negocio que crezca como un árbol con unas bases sólidas, que te haga sentir cómoda cuando vendes tus servicios o productos, que genere una comunidad con los mismos valores, que haga que te olvides de la competencia, que te ayude a tener el estilo de vida que quieres, un negocio por el que te quieras levantar e ir a trabajar cada mañana durante los próximos 10 años…

Eso si te lo va a dar el branding.

Si eres capaz de mirar más allá y entiendes que todas las decisiones que tones respecto a tu estrategia de marca o branding van a afecta directamente a cómo vas a desarrollar tus estrategias marketing, esas que si son medibles, verás que en realidad sin branding no hay paraiso.

Así que dependiendo de tu branding, tomarás unas u otras decisiones de comunicación en redes, también decidirás cómo vas a planificar tus próximos lanzamientos o qué tipo de campañas publicitarias vas hacer para atraer nuevos leads,…

Por que tu estrategia de marca, que es parte de tu branding, dictará qué acciones encajan o no, con la esencia de tu marca.

Invertir en branding hará que te despreocupes de tu competencia.

También afectará a tu posicionamiento en el mercado: con quién te vas a relacionar profesionalmente, cómo te van a percibir tus colegas y cómo te ven tus futuros clientes.

Así que al final, verás que el branding no te da números cerrados, por que tiene algo que le hace parecer mágico y efímero, aunque en realidad haya bastante ciencia detrás.

El trabajo de branding que hagas en tu marca, afectará indirectamente en tus ventas y por tanto en los ingresos finales que generes.

Invertir en branding es apostar por la autenticidad de tu marca.

Si has llegado hasta aquí conmigo y tú como yo, ves que invertir en branding es una de las herramientas más poderosas que vas a utilizar para hacer crecer tu negocio, escríbeme y nos ponemos manos a la obra.