Te propongo un juego. Piensa en 3 de tus marcas favoritas e intenta definir un rasgo diferencial de cada una de ellas. ¿Son divertidas? ¿Serias? ¿Desenfadadas?

Esa imagen y esa emoción que tu mente está evocando es la identidad de marca, es decir, su personalidad. Y una parte de esa personalidad la percibimos a través de los elementos gráficos de la marca, que se recogen en el manual de identidad corporativa.

Y ¡ojo! Que el término no te asuste. Un manual de identidad corporativa no es cosa de grandes empresas. Todo negocio, por pequeñito que sea, tiene derecho a convertirse en una gran marca y para ello debería contar con un manual de identidad corporativa. ¿Por qué? Para descubrirlo tendrás que seguir leyendo.

Vas a aprender qué es un manual de identidad corporativa, para qué sirve, por qué tu marca necesita uno —aunque seas una única emprendedora al frente del negocio— y cuáles son los elementos clave para crear tu propio manual.

También te mostraré varios ejemplos de este tipo de documentos para que tomes nota y te resulte mucho más sencillo hacer tu propio manual de identidad corporativa. ¡Vamos allá!

¿Qué es un manual de identidad corporativa y para qué sirve?

Un manual de identidad corporativa es un documento, más o menos extenso, que reúne los elementos gráficos que conforman una marca y sus reglas de aplicación. Dentro de estos elementos gráficos se incluyen desde las tipografías y colores corporativos hasta los logotipos, las fotografías o la iconografía.

El objetivo del manual de identidad corporativa es servir como guía para que la marca mantenga su coherencia visual y comunicativa ante su audiencia.

De esta forma, cualquier persona que deba crear una pieza de comunicación para la empresa—ya sea un post para Redes Sociales, un catálogo, un e-book, un sitio web o una tarjeta corporativa, entre otros— va a tener claros los criterios a seguir a la hora de dar vida a un diseño. Para ello, tan solo debe consultar el manual de identidad corporativa, que puede ser impreso o en formato digital.

En definitiva, el manual de identidad corporativa es una herramienta clave para definir cómo tu empresa se presenta ante el mundo a través del diseño. Sin él, tu marca se diluye, no destaca en la mente del consumidor y no se diferencia frente a la competencia. Seguro que tú no quieres eso, ¿cierto?

manual de marca guia de estilo brandbook

¿Mi marca también necesita un manual de identidad corporativa?

Sí. Rotundamente, sí. El manual de identidad corporativa te puede ahorrar muchos quebraderos de cabeza, créeme. Da igual si tu empresa es chiquitita y crees que puedes caminar sin tu manual bajo el brazo. Tarde o temprano te darás cuenta del error.

Sin el manual de identidad corporativa, tus diseños van a ser anárquicos, no seguirás unas pautas comunes y la identidad visual de tu marca se perderá.

Da igual si eres tú quien crea los recursos gráficos de tu marca o es un diseñador —de tu equipo o externo—, todos vais a necesitar una guía de referencia que os permita mantener la consistencia de los diseños haciendo que todos sigan unas mismas referencias.

Con el manual en la mano, sabréis en todo momento si estáis haciendo un uso correcto o incorrecto de los elementos gráficos. De esta manera mantendrás la coherencia de tus diseños y lograrás una marca reconocible por tu audiencia.

Correr el riesgo de que tu marca no perdure y no haga eco en la mente de tu cliente es motivo más que suficiente para decidirte a crear o delegar la creación de tu manual de identidad corporativa ¿no crees?
Recuerda, sin una identidad visual sólida, tu marca muere.

¿Cuál es la diferencia entre manual de identidad corporativa y brandboard?

Manual de identidad corporativa, identidad de marca, branding, rebranding, marca, guía de estilo, brandboard, brandbook, manual de marca… La variedad de conceptos y herramientas que se manejan dentro de una disciplina como es diseño pueden acabar nublando la mente de cualquiera ¿verdad?

En realidad, no es necesario que conozcas todos ellos, pero sí me gustaría que tuvieses clara la diferencia entre manual de identidad corporativa y brandboard. Son dos conceptos que, a priori, tienden a confundirse, pero cuyos objetivos son muy diferentes.

Por un lado, el manual de identidad corporativa es ese documento que reúne una descripción escrita y argumentada de los elementos gráficos de una marca, así como sus pautas de aplicación. Suelen ser libros extensos muy detallados en los que, además de incluir la identidad visual de una marca, se hace referencia a aspectos más estratégicos como sus valores, su visión y su misión.

Por otro lado, el brandboard es un documento más sencillo —puede tener cabida en una sola página— que muestra de forma general tipografías, colores, logotipos y el tono general visual que va a seguir una marca, pero sin incluir reglas de aplicación.

Podríamos considerarlo un resumen que los diseñadores tenemos a mano cuando necesitamos resolver dudas en relación con la visión de marca, tono o estilo general.

Asimismo, el brandboard también está destinado a informar y proyectar la esencia de una marca de una forma ágil, rápida y didáctica a empleados, inversores, clientes… Vamos que, si quieres presentar tu proyecto a alguien, puedes echar mano del brandboard para que esa persona obtenga una visión general del aspecto visual de tu marca en menos de un minuto.

manual de identidad corporativa ybrandboard

Cómo hacer un manual de identidad corporativa

Ya tienes claro qué es un manual de identidad corporativa y en qué se diferencia de un brandboard ¿cierto?

Ahora es cuando metemos las manos en harina. Vamos a comenzar a dar vida a tu manual de identidad corporativa y, para ello, necesitas tener claro qué elementos debe incluir.

Estrategia de marca

guía de estilo y brandbook

La estrategia de marca es un apartado destinado a reflejar en unas breves líneas la esencia de la marca, sobre la que se articulará toda la comunicación verbal y visual.

Piensa que empaparse bien de una marca es la base para poder crear el manual de identidad corporativa. Si es la tuya te resultará más sencillo, aunque en demasiadas ocasiones me encuentro marcas que todavía no se han parado a pensar en cuáles son los fundamentos y la filosofía que la sostienen.

Así que, si no tienes claros conceptos como la misión, la visión o los valores que hay detrás de tu marca, es hora de que los definas. En este primer apartado de tu manual también debe aparecer una descripción de la marca y una referencia a su personalidad (elegante, dinámica, creativa…).

Para ello, hay diferentes formas de definir la personalidad, por ejemplo a través de un arquetipo de personalidad, es decir, un patrón ejemplar que transmita los atributos asociados a tu marca —aquello que te diferencia de la competencia y hace tu marca reconocible— pero como siempre digo, no hay nada como el autoconocimiento para definir una personalidad de marca honesta y desde la esencia.

El tono de voz de tu marca es otro aspecto que debe quedar reflejado en el manual de identidad corporativa. ¿Cómo quieres que tu cliente te perciba cuando te comuniques con él? Déjalo claro en el documento.

Moodboard

El moodboard es indispensable para proyectar el universo creativo y visual de los conceptos que la marca pretende reflejar. Por tanto, debe formar parte del manual de identidad corporativa. La idea es crear un collage o panel de imágenes inspiradoras que evoque la filosofía que la marca representa de un solo vistazo.

moodboard brandbook

Logotipo

El logotipo es uno de los elementos gráficos más reconocibles de una marca. Seguro que si piensas en El Corte Inglés te viene a la mente su logo triangular verde o si piensas en Amazon ves una simpática sonrisa, ¿me equivoco?

Así pues, el logotipo (en positivo y negativo) y sus variaciones —isotipos para adaptarse a espacios reducidos como pueden ser pu

guia de estilo o brandbook

blicaciones en Redes Sociales o elementos de packaging— deben estar recogidas en el manual de identidad corporativa.

También debe quedar claro su correcto uso especificando pautas como las medidas proporcionales, los usos incorrectos o el espacio de reserva (espacio en blanco que debe haber entre el logo y el resto de contenido para ser legible y ejercer el impacto deseado).

Tipografías

La tipografía hace referencia al estilo visual o apariencia del texto y juega un papel fundamental en la comunicación del tono y el estilo del negocio. Cada marca posee una combinación de tipografías característica y debe quedar especificada en el manual para guiar los diseños futuros (familia de fuentes, tamaños, grosor…).

Para mostrar la tipografía en el manual se escriben todos los caracteres: letras del alfabeto desde la a hasta la z en minúsculas y mayúsculas) y números del 0 al 9.

Si todavía no has determinado las fuentes que definen tu marca, estos tips para combinar tipografías como un auténtico experto te puede resultar muy útil.

Colores

Llegamos a un punto clave para la identidad visual de una marca: el color. El manual debe mostrar la paleta de colores (primarios y secundarios) plasmando las referencias para su uso tanto en medios impresos como digitales.

Para ello se utilizan una serie de códigos que todo diseñador reconoce. Estos son:

  • Referencias Pantone.
  • Modelo CMYK con base en cuatro colores (siglas de cyan, magenta, yellow y key black), indispensable para impresiones.
  • Modelo RGB con base en tres colores primarios (siglas de red, green, blue). Esta referencia es muy útil cuando hay que crear diseños para pantallas digitales.
  • HTML: código hexadecimal formado por 6 dígitos y letras indispensable para el diseño web.

colores de marca en la guia de estilo

Estilo fotográfico y gráficos

Si la marca hace uso de fotografías, iconos, gráficos o ilustraciones como parte de su comunicación visual, su estilo debe seguir un patrón similar para mantener la coherencia de la identidad visual. Por tanto, este apartado debe formar parte del manual.

estilo fotográfico en la guía de estilo y brandbook

Aplicaciones

El apartado de aplicaciones completa el manual de identidad corporativa. En él pueden aparecer desde los diseños destinados a papelería (tarjetas de visita, sobres…) hasta los que se utilizarán en materiales promocionales. Por supuesto se deben incluir las pautas que rigen la identidad visual (tipografías, iconos…) destinados a estrategias de Marketing Digital como las Redes Sociales (Instagram, Pinterest…) o el sitio web, entre otros.

Este último punto es vital. Ten claro que toda la comunicación tanto offline como online de una marca debe seguir unas líneas de estilo uniformes, homogéneas y coherentes. ¿Te imaginas a Coca-Cola y su icónico color rojo con un sitio web donde todos los elementos de diseño son azules? No tendría sentido ¿verdad?

Manual de identidad visual corporativa: ejemplos

Para muestra un botón ¿cierto?

Mi profesor de Branding Estratégico en la universidad de Artes de Londres siempre nos decía que cada guía de estilo es un mundo y debe estar adaptada a la marca, que su personalidad también se debe reflejar en este espacio, por ello nos vamos a encontrar todo tipo de guías de estilo: más coloristas, otras más formales, algunas en formato físico y otras en digital…

Como ya te he ido enseñando poco a poco la guía de estilo de A Nordic Story, a continuación te voy a enseñar otros 2  ejemplos de manuales de identidad corporativa de diferentes empresas para que puedas coger ideas y tener claro cómo es exactamente este documento.

#1 Ejemplo de manual de la marca personal de Jamie Oliver

define la identidad de tu marca con una guia de estilo para tu branding

#2 Ejemplo de manual de Royal Mail

guía de estilo de royal mail

Te toca: crea tu manual de identidad corporativa

Como ves, el manual de identidad corporativa es clave para cualquier empresa. para reunir en un solo documento todos los aspectos gráficos de tu marca que son los que van a conseguir que sea memorable y tus clientes la recuerden.

Ahora que ya tienes claro cómo dar forma a tu propio manual, puedes ponerte a ello utilizando herramientas profesionales como InDesign, Illustrator o Photoshop. Otra opción más fácil de utilizar, aunque quizá no tan profesional, es Canva.

Si sientes que este asunto se te hace bola, puedes contar con mi ayuda a través de mi servicio de diseño en el que incluyo tanto la estrategia de marca como el diseño.

Y si eres más de la filosofía DIY y prefieres aprender a hacer este importante manual tú misma, mi curso Branding 101 que incluye plantillas puede venirte como anillo al dedo.

Cuéntame, ¿tenías clara la definición de manual de identidad corporativa? ¿Ya cuentas con uno? En caso de no ser así, ¿lo consideras necesario? ¡Enriquezcamos nuestro aprendizaje en la zona de comentarios!