Hoy empiezo con disclaimer (por si acaso):

Todo parecido con la realidad es mera coincidencia y para hacer este post no hemos maltratado a ningún gurú de internet ni a su cachorrito: En esta web nos gusta Lewis Howes, está buenorro y es un crack por eso lo usamos de ejemplo.

Pongámonos en situación:

Un día entras a internet y te encuentras a un señor simpático y elegante como este, que te dice que puedes vivir de tu pasión y ganar muchísimo dinero en nada de tiempo.

negocio online no funciona, ideas y soluciones

Ummmm, suena tentador y el chico lleva traje, tiene pinta seria… picas.

Pinchas en el anuncio y empiezas a leer lo maravilloso que es ser emprendedor digital así que te apuntas al webinar.

El día del vivo te cuentan que en 30 días puedes ganar tus primero 7K (que para los yankies viene siendo $7000) casi como quien chasquea los dedos y de seguido, un montón de testimonios,…

«¡Madre mía! Si lo dice tanta gente no puede ser mentira y además en vivo…»

Así que empiezas a investigar y después de un tiempo entiendes que sin invertir prácticamente nada puedes hacerte millonario (cómo si alguien diera duros por pesetas ¿verdad? Esto no lo hemos visto antes…).

El caso es que te lo crees:

Te montas un blog, abres una fanpage, una cuenta de twitter y empiezas a escribir sobre eso que te apasiona: «el macramé de vuelta de tirabuzón y la pastelería vegana para gatos» (creo que me he inventado el nicho y la técnica, pero entendéis por dónde van los tiros ¿verdad?)

Tu haces lo que has leído: escribes, publicas, compartes en redes… pero nada, que no te visita ni tu tía de Murcia.

Después vas profundizando, será que tienes que meter mano al SEO, al email marketing,… ¡ah! ¡Cómo no te has dado cuenta antes! que te falta un lead magnet,…

Nada, ahí seguimos, visitas: 5 y ya no te digo ingresos: -15, por que has empezado a gastar al menos en el dominio propio.

Así que te preguntas: «¿Qué leches está pasando? ¿Dónde están mis 7K?»

Buena pregunta Watson.

La verdad es que cuando empezamos a emprender online, en la mayoría de los casos somos muy naïve y no nos plateamos todo el trabajo real que puede haber detrás.

Es como la teoría del iceberg: sólo se ve el éxito, nos olvidamos por empezar por la investigación, análisis y planificación de lo que será nuestra estrategia de marca.

El caso es que ya estás ahí, con tu web, tu producto, etc… y está fallando.

Hay muchos factores que afectan a el éxito o no de un emprendimiento, así que puede que en tu negocio online esté fallando uno o más, para que mentir, así que vamos a ver algunos de los más relevantes y qué soluciones podemos buscarles 😉

5 preguntas clave que deberías hacerte si tu negocio online no funciona

 

1. ¿Eres constante?

Este es uno de los pecados capitales de todo bloguero y emprendedor.

Empezamos fuerte, con muchos planes y energía: el primer mes bien, el segundo más o menos y para el tercero, se acabó…

Nos cuesta horrores seguir un ritmo y es que el 80% de los blogs y proyectos online no superan el primer año por que no hay una constancia.

Lo importante en este caso es que fijes un ritmo asumible y realista, si sólo puedes escribir un artículo a la semana, mejor eso que no escribir 3 semanas seguidoras 2 post y después parar otras 3 semanas por que no se te ocurre cómo seguir.

Recuerda que que tengas un negocio digital y puedas trabajar en pijama no significa que no tengas que ser disciplinado.

[ctt title=»Que puedas trabajar en pijama no significa que no tengas que ser disciplinado.» tweet=»Que puedas trabajar en pijama no significa que no tengas que ser disciplinado. #emprender #marketing https://ctt.ec/7bd2D+» coverup=»7bd2D»]

2. ¿Te diriges al público adecuado?

Imaginemos que eso de escribir artículos de estilo semi-científico sobre «la repercusión de la técnica del tirabuzón doble de macramé, en la sociedad victoriana» no te está funcionando.

Cada uno de esos artículos te lleva 10h escribirlo y el impacto es nulo.

Bueno, igual la respuesta a este dilema es más simple de lo que parece.

¿Te has planteado que igual a las personas que hacen macramé no lo quieren leer un tratado científico sobre el tema y esperan un vocabulario y enfoque más práctico de persona de la calle?

Necesitamos saber con quién vamos a encontrarnos y cómo se comporta, qué le gusta y con quién y cómo se relaciona con el entorno. Te dejo un post que espero que te ayude a definir a la persona con la que quieres trabajar.

Otra cosa es que ya tengas un público y no tengas ni idea de quienes son.

En este caso te recomiendo que te pasees por tus estadísticas de google analytics, para saber cual es el contenido que más les gusta, de qué país vienen, cuanto tiempo pasan en cada una de las páginas de tu web, de que sexo son y qué intereses tienen.

3. ¿Confían en ti?

Dime una cosa, ¿tú comprarías a un seudónimo en internet al que acabas de conocer?

Una de las formas de generar confianza es tan simple cómo dando la cara. Cada vez hay más blogs de marca personal en internet, más blogueros que se lanzan a los directos por facebook, periscope, youtube,… ¿por qué crees que es?

Aunque tengas una marca con nombre propio, siempre hay un ser humano detrás de esa marca, es el alma mater del proyecto y que tu cliente te ponga nombre y rostro le da la confianza, el empujoncito final para que invierta en ti y no en otro.

4. ¿Te estás diferenciando o eres una más?

Puede que en este punto tengas dudas: ¿cómo me diferencio si soy una abogada más, diseñadora más, (inserte aquí su título curricular)?

Hoy en día como se suele decir todo está inventado y diferenciarse por un producto o servicio no es fácil.

Bueno, no pasa nada… En este caso lo mejor es que tires por un valor seguro, que vuelvas a la base de todo: el branding.

Tu pasado, presente y futuro forman la historia que hará que te diferencies y que generes interés.

¿Por qué decidiste lanzarte a este proyecto?

¿Qué te preocupaba? ¿Qué momento crucial de tu vida te hizo tomar la decisión de dar el paso?

¿Qué has aprendido por el camino?

¿Cómo tu experiencia puede ayudar el que te lee? ¿Cómo es tu día a día?

¿Hacia dónde vas?

¿Por qué haces lo que haces y qué esperas conseguir con ello?

[ctt title=»En la historia de tu marca reside tu fortaleza.» tweet=»En la historia de tu marca reside tu fortaleza. #branding #emprender #marketing https://ctt.ec/U3WCf+» coverup=»U3WCf»]

5. ¿Te lo estás tomando en serio?

Me encuentro con gente que cuando les propongo soluciones a sus problemas siempre están con el «pero…» en la boca.

Está bien, cada cual con su proyecto y tiempo hace lo que quiere, pero te voy a ser muy sincera:

Un espacio digital donde inviertes mucho tiempo pero no te da resultados es un hobby, no un negocio y cómo decimos en el manifiesto de las valientes: Es el momento de dejar de jugar a emprender darling.

[ctt title=»Un proyecto digital donde inviertes mucho tiempo pero no te da resultados es un hobby, no un negocio.» tweet=»Un proyecto digital donde inviertes mucho tiempo pero no te da resultados es un hobby, no un negocio. #emprender #marketing https://ctt.ec/5729b+» coverup=»5729b»]

Ideas y soluciones a los problemas más habituales cuando un negocio online no funciona

 

1- Especialízate

La todología está pasada de moda, es normal saber un poco de todo y recomendable, pero céntrate por dios…

Un ejemplo: eres periodista y te interesa el mundo de las redes sociales, ¿por que no te especializar en copywriting para vender más con tus anuncios en facebook ads?

Este es un nicho super específico y que cada día crece por que hay cada vez más gente que hace publicidad en esta red social.

Investiga dónde puedes utilizar tus habilidades y tus pasiones y pon foco en ello.

[ctt title=»Especialízate: Cuanto más aprendes de un tema, mejor servicio puedes dar a tu cliente, y mejor valorado estarás.» tweet=»Especialízate: Cuanto más aprendes de un tema, mejor servicio puedes dar a tu cliente, y mejor valorado estarás. #branding #emprender #marketing https://ctt.ec/WUM0z+» coverup=»WUM0z»]

2- Trabaja el branding

El branding es un proceso muy sutil que no se hace de la noche a la mañana.

Se trata de poner en contexto la historia de nuestra marca y transmitir esos valores que nos mueven.

Si consigues conectar con el individuo al otro lado de la pantalla, remover su conciencia, consigues que haya una conexión.

Piensa que cuando no haya estrategia de marketing, lo único que quedará será lo que la gente recuerde de ti, que es tu branding.

Así que haz que tu marca resuene en sus oídos, crea una estrategia de marca y posiciónate.

[ctt title=»El branding es un proceso muy sutil que no se hace de la noche a la mañana.» tweet=»El branding es un proceso muy sutil que no se hace de la noche a la mañana. #branding #emprender #marketing https://ctt.ec/Xj90G+» coverup=»Xj90G»]

3- Toma decisiones (y si no puedes sola, pide ayuda)

Coge la teoría, piensa si de verdad es lo que encaja contigo y dale la vuelta si hace falta.

Haz lo que tengas que hacer, pero hazlo y si ves que te supera, ¿por qué no pedir ayuda?

 

[ctt title=»Las cosas no cambian si tu no haces por cambiarlas.» tweet=»Toma decisiones: Las cosas no cambian si tu no haces por cambiarlas. #branding #emprender #marketing https://ctt.ec/l2C6K+» coverup=»l2C6K»]

Photo via Visual hunt