Ha llegado oficialmente el verano, si amigos, hasta a tierras inglesas llega el calor y me tiene amodorrada. Es lo que tiene el cambio climático, que en este país las viviendas están preparadas para el invierno, pero no para el verano y nos achicharramos.

Ojo, que agradezco el calor, el año pasado Inglaterra fue un invierno continuo y no pude ni estrenar el sombrero de paja que me había comprado… pero este año que con el barrigón de futura mamá y que ya no me dejan coger aviones, se agradece tener este clima para poder ir al parque a tomar el sol mientras la perrija corre como loca, hacer barbacoas con los amigos o hacer picnic en el cine al aire libre viendo alguna peli clásica.

Así que con este post cierro temporada hasta septiembre.

Seguiré estando al email si me necesitáis por que no voy a tomarme vacaciones laborales, que ya habrá tiempo de parar cuando el renacuajo llegue al mundo, pero eso si, voy hacer 3 cosas que os recomiendo que vosotras también hagáis para darle impulso a vuestro pequeño negocio en septiembre sin mucho esfuerzo.

1- Descansar

A estas alturas del año para mi esto es lo primero y más importante.

Tú y tu pequeño negocio os merecéis unas buenas vacaciones.

El curso ha sido lo suficientemente largo como para que no aproveches el calor de estos meses para recuperar energías y sobre todo desintoxicarte de internet y todo lo que has ido leyendo y no has podido ir aplicando: «cómo hacer tal pascual para posicionarte» o «el A, B, C para que tu negocio gane cientos de miles de seguidores» 😉

2- Analizar y replantear tu estrategia

Una vez nos hemos tomado una buena desinfoxicación (os prometo que 15 días sin internet hace maravillas) es un buen momento para sacar la estrategia que hemos seguido durante el último año, darle un repaso y veamos si hemos cumplido con lo que nos habíamos propuesto.

¿Hemos conseguido nuestros objetivos?

¿Qué tipo de contenidos y acciones han sido las que mejor han funcionado en nuestro blog, redes sociales, newsletter?

¿Ha merecido la pena la relación cantidad de tiempo invertido con el resultado obtenido en esas acciones?

¿Qué acciones han sido las que peor han ido y por qué?

¿Cuál es el estado de nuestros suscriptores?

Una vez que conocemos los datos y dónde nos encontramos podremos plantearnos cual va a ser los objetivos y estrategias que vamos a seguir para la próxima temporada.

Yo por mi parte, hace poco me preguntaba si es momento de hacer crecer el equipo de mi pequeño negocio para la nueva temporada.

Las que me seguís por las redes ya sabéis que cuento con el apoyo de una asistente virtual que me quita parte del trabajo que me cansa o no me gusta y que cuando preparo alguna iniciativa en redes sociales mi socia en Hey Buddy! y community manager me da apoyo.

Pero en este caso este verano creo que voy a revisar y mejorar todos los post ya publicados y a optimizar algunas cositas que aún no me terminan de llenar de la web, como el copy y el SEO. Ya ando en búsqueda de profesionales que me echen un cable con este tema, así que os te contaré los avances 🙂

3- Revisar la identidad visual de tu marca

«Como diseñadora gráfica que a veces se tiene que pelear consigo misma por que pasa muchas horas delante del ordenador y parece que se olvida que la inspiración sobre todo reside fuera de las puertas de su oficina…» Debo decir que no hay nada como el verano, la desconexión, el calor, el pasear por calles de tu pueblo o de tu ciudad de veraneo para encontrar la inspiración que se oculta tras el día a día.

Paseando por las calles nos encontramos con carteles de festivales de música modernos, tiendas de toda la vida con sus colores, olores y texturas únicos que pasamos por alto el resto del año por que no nos paramos a observar lo que nos rodea.

Los pueblos, espacios naturales y ciudades en los que veraneamos están llenos de pequeños rincones que nos pueden llenar de inspiración visual.

Da igual que te quedes en tu casa este verano, sal a pasear por tu barrio y ya verás cómo si miras bien, en horizontal, pero también en vertical, descubres maravillas que ni siquiera sabías que estaban ahí.

Hay mil formas de recopilar toda esa información para darle un aire fresco al diseño e identidad visual de tu marca para la próxima temporada.

¿Qué tal si empiezas creando un moodboard o tablero de inspiración?

Saca fotos, recorta de revistas y periódicos, visita exposiciones y guárdate los folletos de información… Con toda esa información y la plantilla que te dejo a continuación para crear tu propio moodboard digital puedes crear un espacio visual único.

[thrive_leads id=’6409′]

Imagen de cabecera gracias a Shutterstock.