Seleccionar página

Hoy tengo nueva entrevista (no sabeis lo que me encantan estas cosas, conocer otras visiones de este mundo emprendedor me llena de energía), esta vez a una auténtica valiente que ha superado muchos retos personales y profesionales. Ella es Lily Yuste,  italiana afincada en España desde hace 15 años, con un proyecto super interesante con el que ayuda a mujeres de todo el mundo a potenciar sus marcas.

Lily es coach de emprendedoras y experta en ciclicidad femenina, así que combina esas dos cualidades y ha creado un sistema potenciador de las habilidades femeninas de la mujer emprendedora.

En este ratito de charla nos cuenta cómo llegó a España huyendo de una situación muy complicada de maltrato, sus inicios en el mundo del coaching y su motivación para lanzar este proyecto.

También hablamos de su visión de la sociedad y cómo la mujer está aun sujeta al sistema laboral del patriarcado y cómo el feminismo mal enfocado, nos ha llevado a querer equipararnos al hombre en la forma de trabajar, cuando hombre y mujer son distintos y por ello aunque hagan el mismo trabajo, deben trabajar de formas distintas, sin que una sea mejor que otra, sin guerras de sexos, solo lo que se adapte mejor a cada uno.

Otra cosa muy interesante que me gustaría mencionar: La semana pasada, después de que Lily y yo tuviéramos esta charla, tuve la suerte de que me invitara a una de sus sesiones en directo para que conociera su sistema de trabajo más en profundidad y además de estar muy agradecida a que me diera la oportunidad de verla en acción, me ha hecho replantearme mi sistema de trabajo.

Os cuento un poco: Quitando esas épocas en las que todo freelance tiene picos de trabajo y ahí poco más hay que organizar más que rendir día a día, el hecho de plantearme los procesos creativos y organizativos del blog en relación a mi ciclicidad.

Como ella misma bien dice, somos cíclicas. Hay momentos del mes en los que el cuerpo y la mente nos pide más introspección, otros momentos en los que somos las reinas de la fiesta, momentos en los que podríamos estar produciendo como si lleváramos una sobredosis de cafeína sin haber tomado nada y momentos en los que no sacamos una idea sensata ni para atrás…

Entonces, si nuestro cuerpo es así, ¿por qué obligarnos a nosotras mismas a trabajar como lo hace un hombre que no tiene esos cambios hormonales? No significa que vayamos a ser menos productivas por que no estemos todo el día delante del PC, sino que vamos a ajustar nuestros tiempos a nuestra productividad biológica (no sé si usar este termino será el correcto, que me perdonen las mentes científicas pero espero que se entienda a lo que me refiero).

En el fondo tiene sentido ¿no crees?

Si quieres saber más sobre Lily:

1º. no olvides visitar su web

2º no te pierdas su facebook

3º el link al libro que recomienda Lily Momentos óptimos de la mujer: Emplea el ciclo menstrual para alcanzar el éxito y la realización personal