Hoy me gustaría hacer una pequeña reflexión si me lo permitís. Tras ver este video TED donde Scott Dinsmore habla sobre cómo encontrar el trabajo amado, me puse a pensar sobre la gente que me rodea, me empuja y me inspira para seguir adelante cada día.

¿Sabéis que dicen que hay que rodearse de la gente adecuada para emprender?

Cuenta Dinsmore, que la vida es como en las vueltas ciclistas, que se va en pelotón y si el cabeza de grupo acelera, todos aceleran. Que cuando a ese ciclista que tira del grupo en un momento dado le faltan las energías, se intercambia con otro que hace que el equipo no pare y así sucesivamente.

El esfuerzo individual se convierte en trabajo en equipo y viceversa, el trabajo en equipo hace que el individuo se esfuerce por ser mejor.

 

Tengo la suerte de haberme encontrado por el camino personas que hacen que yo, que suelo ir a la cola del grupo, acelere, sea mejor ciclista y a veces hasta me convierta en la que tira del equipo 😉

Los que me inspiran:

La primera de estas personas, es mi mejor amiga de la infancia.

No recuerdo cuando nos conocimos, fue en el patio del colegio cuando éramos niñas.

Ella que a mis ojos es una mujer casi perfecta, representa quien yo quiero ser de mayor 🙂

Desde los 10 años sabía que quería ser médico y hacer algo grande con su vida. Hoy en día, mi amiga,  es una gran cirujana. Feminista y luchadora incansable por los derechos y libertades de las minorías, amante de su profesión. Sé que un día cambiará el mundo, lo veo en sus ojos cada vez que hablamos.

mi primer viaje a londres con una de las personas que me inspira a emprender dia a dia

Mi amiga, en nuestro primer viaje a Londres hace 10 años

 

La segunda persona que hace que yo quiera pedalear más rápido, es mi marido.

Nos conocemos hace 16 años, empezamos a salir hace 14, nos casamos hace 3 y sí, los dos tenemos 30 años recién cumplidos.

El fue quien me incitó a aprender html con 17 años y quien me ayudó a crear mi primera página web a los 18 para la empresa de un amigo de la familia. Siempre digo (en broma) que su mente son todo ceros y unos, en plan código binario, por que cuando encuentra un problema, mira al horizonte, después cierra un momento los ojos mientras gesticula y zas, ahí tiene la solución. Es tan bueno en lo que hace (además de como persona) y tiene tan poco ego, que es imposible no tenerle como referente.

Por supuesto hay mucha más gente que me ha influido y me influye a diario por su perseverancia, valentía y personalidad inquieta, creativa y emprendedora (ellos saben quienes son). No todos son gente del mundo creativo o emprendedores empresariales, pero todos tienen esa inquietud por vivir la vida disfrutándola día a día, siendo la mejor versión de si mismos, empujando a los que les rodean y dejando que ellos les empujen.

rodeate de personas que te inspiren ser mejor persona y emprendedor

Mi señor esposo en nuestro viaje a Roma

Pero ¿cómo no estar siempre a la cola?

En resumidas cuentas, tirando de tus habilidades personales.

Creo que en mi caso y si me paro a pensar, mi punto fuerte está en la dedicación y empatía.

Para mis amigas toda la vida he sido «la hermana mayor», la que las cuida, la que las da consejo, la que está ahí a las 4 de la mañana cuando te llaman por que les pasa algo. Obviamente una no es perfecta y a veces se cansa de ese rol maternal y falla (todos somos humanos), pero ¿qué le vas hacer si es lo que se te da bien?

Teniendo en cuenta lo que se te da bien, únelo a lo que te gusta: En mi caso, crear y dar vida a través del diseño.

He hecho alfarería un par de veces en mi vida, pero creo que podría ser un buen símil.

Soy una romántica y lo que yo siento cuando hago mi trabajo es algo parecido al trabajo del alfarero: Hay una idea que vas trabajando poco a poco, moldeando con cuidado para crear de la nada algo bello y con personalidad que hará feliz a alguien.

Con mis clientes me pasa lo mismo que con mis amigos: Me gusta escucharles, que me cuentes sus historias, sus ideas, sus pasiones y sus miedos y buscar una interpretación lógica que poder plasmar para ellos. Y cuando me mandan un email, una llamada o un sms (aunque parezca ya algo pasado de moda, en Inglaterra mandar sms son lo más normal del mundo, con la gente que conozco en este país no uso whatsapp, sólo sms), en 5 minutos me tienen para lo que necesiten. Calmando, aconsejando, acompañando, reflexionando y buscando soluciones.

¿y tú? ¿te rodeas de gente que te inspira a ser mejor? ¿me cuentas qué es lo que aportas al equipo?

¡un abrazo muy grande! Me encantaría conocer tu opinión ^_^