El día que dejé de pensar

El día que dejé de pensar

No era un martes cualquiera, era el martes de finales de junio en el que las alarmas empezaron a sonar como si fuera el fin del mundo: ¡Capitán! el buque se hunde de popa y esto ya no hay quien lo parchee… El capitán miro fijamente al grumete que de los nervios...
El éxito no es gratis

El éxito no es gratis

Hoy os voy a confesar algo que me da mucha rabia. Estoy cansada de oír la frase: «qué suerte tiene (inserte nombre de persona aquí), mira todo lo que ha conseguido» y no hablo por que alguien lo haya dicho de mi, pero si que es cierto que lo he...