¡Bienvenida a este segundo capítulo de Universo Branding!

Hoy nos toca entrar en materia y hablar sobre por dónde empezar a crear marca, pero me gustaría hacer un pequeño inciso (acabamos de empezar, lo sé, pero sino las cosas no quedan claras…).

Ayer leí un artículo muy interesante de Enrique F. Brull donde decía que la marca no se crea, se gestiona. Os lo recomiendo si no lo habéis leído o si no le conocéis, siempre dice cosas muy sensatas y que os van a interesar 😉

Yo comentaba que para mi, lo que él divide en el proceso de descubrimiento y gestión, es lo que yo llamo crear, que al final son sólo palabras, que lo que cuentan son los hechos y los dos estamos diciendo lo mismo. Cuestión de semántica supongo.

Así que una vez dicho esto y sólo por aclarar terminología (que ya sabemos que luego me cae la del pulpo), comenzamos:

Una de las preguntas que todo el mundo me suele hacer cuando se montan conmigo en la nave y empezamos a trabajar juntas su estrategia de marca suele ser la siguiente:

¿Cuanto se tarda en llegar a Marte?

 

Los científicos tienen registrados distintos cálculos.

Por supuesto todo depende de la velocidad de la nave, el punto de proximidad de los planetas, etc…  Resulta que en su punto más cercano a la tierra está a una distancia de 56 Millones de km, mientras que en su punto más alejado se sitúa a 101 millones de Km… vamos, un paseo 😉

Aun así, para que hagamos una estimación dicen que ir a hasta el planeta rojo supone una media de 260 días, casi 9 meses.

Esto es lo mismo con nuestra marca, no será lo mismo si partimos de cero, que si partimos de algo ya creado que «se supone» que estaremos más cerca.

¡Ojo! con este dato, que no significa que si ya tienes un blog montado de antemano te vaya a costar menos… Te tengo que ser sincera y avisarte que a veces, si la gestión que hemos hecho previa de nuestra marca no ha sido la adecuada (vamos, que si la has liado muy parda…) puede resultar incluso más difícil arreglar el tema…

Ojalá existieran los tele-transportadores, pero de momento subir a las estrellas, es todo un proceso.

Con el branding es lo mismo…

Hay que pasar por todo un proceso para crear marca:

 

O más bien… Hacer crecer tu marca es todo un proceso. Así que como no quiero complicarte mucho la cosa, he decidido dividirte el viaje en 3 grandes bloques:

1- Preparar la nave y el plan de vuelo

 

Hay muchas cosas que hacer antes de lanzar una nave al espacio y sino que se lo pregunten a los ingenieros de cualquiera de las agencias espaciales del mundo a ver cuanto tiempo de preparación dedican antes de la famosa cuenta atrás.

Este es el momento de investigar, probar y tomar las primeras decisiones.

Lo primordial es tener claro el destino, no es lo mismo ir a Marte que a Venus: El tiempo que va a pasar en el espacio la nave no será el mismo, la cantidad de víveres cambiará, etc…

Así que como primera acción, antes de lanzar tu marca, plantéate realmente qué vas a ofrecer y cómo te vas a diferenciar.

Muchas veces tenemos tanta prisa por ponernos a emprender y tenemos tantas pasiones que nos lanzamos con todo y no llegamos a nada…

Para solucionar este problema, te voy a plantear dos ejercicios:

 

El Primero lo llamaremos: La nave del beneficio.

En este ejercicio lo que pretendemos es encontrar el punto perfecto entre lo que te gusta hacer, lo que saber hacer y lo que otros necesitan de ti.

Para ello añadiremos en varios bloques lo que nos apasiona, nuestras aptitudes e ideas que creamos que puedan ser interesantes y a partir de ahí generaremos diferentes ideas combinando los factores.

crear marca a través de la piramide de pasión, talento y mercado

 

Puedes descargar el ejercicio pinchando en el botón, incluye un ejemplo para facilitarte la tarea:

DESCARGA LA NAVE DEL BENEFICIO

El Segundo, titulado: Terrícola o extraterrestre lo desarrollaremos en el webinar del jueves 🙂

2- Instalar el GPS intergaláctico

 

Nos guste o no admitirlo, hay naves que desaparecen en el espacio…

Aunque nadie quiere que su nave se pierda intentando llegar a su destino, a veces pasa, por eso es importante no saltarse el paso anterior: fijar un rumbo claro y hacer los preparativos previos.

Por supuesto siempre existen factores externos que son difíciles de predecir, el truco está en que si por un motivo u otro te desvías de tu rumbo, sepas cómo enderezar la nave.

Me explico:

Habrá momentos durante todo este proceso que es hacer crecer tu proyecto, que circunstancias externas se plantarán ante ti y te harán perder el foco.

Pueden ser circunstancias negativas como que un competidor se adelante a lanzar algo que tu ya tenías media previsto o pueden ser circunstancias positivas como que surja la oportunidad de unirte profesionalmente a un proyecto muy atrayente o más grande que te suponga dedicar mucho tiempo.

Este es el momento de no perder el norte, para ello te valdrás de tu estrategia, la que será tu mapa y te indicará hacia dónde quieres ir y cómo debes llegar hasta allí.

El mayor problema que te vas a encontrar será esquivar o re-dirigir tu camino si te encuentras con un obstáculo positivo, también conocido cómo objeto brillante por que prometen mucho y nos hace replantearnos si merece la pena salir de nuestra hoja de ruta.

 

3- Sobrellevar el viaje más largo

 

Esta sea la parte del vuelo que más nos cuesta llevar, ojalá cómo en las películas, existieran esas capsular de sueño donde los protagonistas entran el primer día de viaje y se despiertan cuando han llegado a destino; pero la verdad es que eso es muy sci-fi y de momento los astronautas tiene que sufrir el trayecto igual que nosotras.

Superar el día a día en una nave espacial no es fácil.

Puede resultar monótono en algunos momentos, por eso los astronautas tienen actividades que les ocupan el día tanto de puesta a punto de la máquina como de ocio .

Nosotras con nuestros proyectos tenemos que hacer lo mismo para no sufrir el ataque de la monotonía.

Habrá días de euforia, donde todo salga como lo habías previsto y días de frustración absoluta por que no ingresarás, por que tu mayor competidor te ha hecho una faena,… Habrá mil y un variables distintas que te darán ganas de mandarlo todo a tomar por…

¡Eh! Nadie dijo que los viajes espaciales fueran fáciles, pero mira que guapos los astronautas en sus fotos oficiales cuando vuelven de su misión ¿no crees que merece la pena? 😉

Cuéntame, ¿en qué fase te encuentras y cómo lo estás llevando? ¿ves resultados?

 

El jueves en el webinar aclararemos:
  • Cómo identificar lo que puedes ofrecer si aun no lo tienes claro.
  • Cómo saber si merece la pena coger un desvío cuando te encuentras con un objeto brillante en tu camino.
  • Qué puedes hacer cuando el viaje parece que se hace infinito y no ves resultados.

 

Apúntate a la lista de universo branding para tener acceso a la clase en vivo donde trabajaremos las respuestas y únete a la conversación #YoNoSoyNormal en el grupo de facebook: el club de las emprendedoras valientes

 

RECAPITULANDO POR SI TE PERDISTE ALGO: